LA LECHE CONDENSADA ES LA ESTRELLA DE LA NAVIDAD

La Navidad está a la vuelta de la esquina, y uno de los productos que más disfruta la población venezolana durante estas fechas es la leche condensada,  un rico y nutritivo alimento con el que prepara tortas, galletas, ponche crema y otros tradicionales postres de la temporada.

Este producto, inventado por  el francés Nicolás Appert, en 1820, y patentado por primera vez por el norteamericano Gail Borden, en 1852, tiene infinitos usos que alegran la vida. Quesillos, flanes, biscochos, gelatinas, dulces de leche, chicha, arequipe, alfajores y helados, son unos de los más comunes.

Hay quienes también la usan para untar el pan, acompañar el café colocando un poquito en el fondo del vaso o taza, combinar con frutas y cereales, derramar sobre el raspado (hielo granizado) y hacer yogures, sin dejar de comerla sola directo de la lata, debido a su exquisito y dulce sabor.

Pero la leche condensada no sólo es un ingrediente esencial para la elaboración de postres, sino también un alimento que aporta múltiples ventajas para la salud, pues al igual que muchos lácteos contiene calcio y fósforo que ayudan a mantener los huesos sanos desde temprana edad.

También posee vitaminas A y D, proteínas y grasas que, combinadas, fortalecen el sistema inmunológico, previenen enfermedades y proporcionan  mayor energía al organismo, por su alto porcentaje de azúcar.

Es por ello, que empresas como Industrias Maros, C.A a través de su marca Natulac®, la elabora y comercializa desde hace varios años, asegurándose de que no falte en los hogares venezolanos, sobre todo en fechas tan especiales como la Navidad.

La marca cuenta con varias presentaciones de este producto: la de hojalata de 397 gramos, que es la preferida para la elaboración de postres; el tubito de 50 g, ideal para la lonchera de los chamos; y Tetra Pack® (larga duración) de 100 gramos, que usan más los jóvenes y adultos para endulzar el café o como complemento de algún plato.

GALLETAS DE LECHE CONDENSADA NATULAC

INGREDIENTES

200 g de harina.

80 g de mantequilla.

100 g de Leche Condensada Natulac.

1 yema de huevo.

Una cucharadita de esencia de vainilla.

PREPARACIÓN

Derretir la mantequilla hasta que esté blanda. Agréguela a un bol y añada  la harina, la yema, la vainilla y la leche condensada Natulac.

Revuelva hasta obtener una masa lisa, que no se  pegue a las manos. Luego, extiéndala sobre una superficie plana y, con la ayuda de un rodillo o sus palmas, busque conseguir un grosor de medio centímetro.

Posteriormente, corte la masa en la forma que desee que tengan tus galletas, colocándolas sobre una bandeja. Hornee a 180 ºC, entre 15 y 20 minutos.

Una vez doraditas, sáquelas y deje enfriar. Puede decorarlas con azúcar glass.

Comparte:
284 views

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *