La muerte de Avicii deja un silencio en la música electrónica

Su temprana partida en circunstansias desconocidas en Murat, donde se encontraba de vacaciones con unos amigos, ha levantado sospechas sobre las posibles causas detrás de su fallecimiento. La policía de Omán asegura que no hay ninguna evidencia de que se trate de un crimen

 

Tim Bergling, “Avicii”, el reconocido DJ sueco que revolucionó con su mezcla de sonidos la industria musical de la última década, murió el viernes en Omán en circunstancias hasta ahora no aclaradas.

Con solo 28 años, se libró por solo unos meses de ser encasillado en el trágico Club de los 27, como es conocido popularmente el grupo de artistas que murieron a esa edad, como Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison o Kurt Cobain.

Berling, nacido Estocolmo en septiembre de 1989, saltó a la fama con su sencillo ‘Levels’ en 2011 y lo continuó en 2013 con el galardonado éxito ‘Wake Me Up’.

Su nombre artístico, Avicii, que significa “el nivel más bajo del infierno budista”, lo eligió por sus aproximaciones a estas creencias asiáticas y como estrategia comercial, porque su verdadero nombre ya había sido tomado en MySpace.

Pero su temprana partida en circunstancias desconocidas en Murat, donde se encontraba de vacaciones con unos amigos, ha levantado sospechas sobre las posibles causas detrás de su fallecimiento.

Al dar a conocer la noticia, la representante del DJ, Diana Baron, se limitó a explicar que se había encontrado el cuerpo sin vida en la capital de Omán, pero no dio más detalles.

“La familia está devastada y pedimos a todos que respeten su necesidad de privacidad en este momento difícil. No se darán más declaraciones”, afirmó en un comunicado.

Desde entonces, los rumores sobre las posibles causas de la muerte han comenzado a circular por redes sociales.

De acuerdo con medios locales, el hermano del artista llegó desde el mismo viernes a Omán para averiguar sobre las circunstancias del deceso.

Pero ¿qué se sabe hasta ahora de lo que sucedió en Murat?

Tras las presiones de los medios de comunicación y la conmoción que generó el fallecimiento del artista en la opinión pública, la policía de Omán se vio en la obligación este sábado de dar a conocer un comunicado para despejar ciertos rumores.

En el texto, las autoridades aseguraron que tenían “toda la información” sobre las causas de la muerte, pero explicaron que no las harían públicas “por razones de privacidad”.

Sin embargo, confirmaron que luego de realizarle dos autopsias al cadáver, podían asegurar “totalmente” que “no existe pista criminal en su deceso”.

Con la exclusión de un posible crimen, la mayoría de los medios especializados en música tienden a señalar el débil estado de salud del músico, que incluso llevó a su retiro de las giras, como una de las posibles causas.

Comparte:
50 views

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *